• Extinción de condominio ante notario

     EXTINCIÓN DEL CONDOMINIO ANTE NOTARIO

    ¿QUÉ ES? ¿EN QUÉ CONSISTE la extinción de condominio en notaría?

    La extinción del condominio en notaría es un contrato mediante el cual se da la posibilidad de adjudicar un bien en régimen de copropiedad a uno de los propietarios, es decir el bien del que había varios propietarios, pasa a ser de uno de ellos.

    En la notaría hemos visto que esta situación se puede dar en distintas situaciones. Por ejemplo, al liquidar la sociedad de gananciales, en la que la vivienda habitual se adjudica a los dos cónyuges por mitad y luego se quiere quedar uno de ellos con la vivienda. Cabe añadir, que sería posible adjudicar en la liquidación de gananciales notarial el bien a uno de ellos, pero si al liquidar no se hiciera, podrían hacer una extinción de condominio notarial; otra posibilidad es, habiendo estos adquirido la vivienda en separación de bienes, que hagan una extinción de condominio.

    Otro ejemplo se puede dar al adjudicar una herencia en la notaría, en la que puede haber varios herederos, en diferentes proporciones de propiedad.

     

    En el momento de repartir el bien inmueble, se puede optar por:

    ·         venta de la vivienda a un tercero, o del bien indivisible, repartir los beneficios.

    ·         que uno de los copropietarios adquiera la totalidad de la propiedad del bien, esto se puede hacer mediante:

    o    una escritura notarial de compraventa, en el que una parte le compra la parte proporcional de la vivienda a la otra, o las otras partes propietarias.

    o    La escritura notarial de extinción del condominio, en el cual se adjudica la vivienda a una de las partes y la otra recibe una compensación.

    ¿QUÉ BENEFICIOS FISCALES TIENE?

    En el caso de que uno de los copropietarios adquiera la totalidad de la propiedad del bien, las dos opciones explicadas previamente, a efectos prácticos, tienen el mismo resultado, sin embargo, a efectos formales y fiscales tiene varias diferencias.

    En cualquiera de los dos casos, dependerá de dónde resida el bien para el cálculo del impuesto. En Madrid, los impuestos están de esta manera:

    La primera opción, la realización de una escritura notarial de compraventa, tributará al 6% por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, mientras que la realización de un contrato de extinción del condominio tributa al 0.75%, por Actos Jurídicos Documentados (LTPYAJD).

    POSIBLES DIFICULTADES

    Un factor que puede influir al optar por esta vía es la existencia de una hipoteca sobre el bien del que se quiere extinguir el condominio. En este caso, es mejor hablar con la notaría antes de realizar el trámite. Esto se debe a que, pese a que, por ley, la parte  adquirente de la titularidad completa, asume el pago de la hipoteca, sin embargo, en caso de insolvencia, responden de los impagos los titulares de la hipoteca, es decir, tanto el transmitente como el adquirente.

    Este factor es salvable, en la mayoría de los casos, realizando una subrogación de la titularidad de la hipoteca, es decir, poniéndose el adquirente de la plena titularidad del bien en el lugar del transmitente. Consulta en tu notaría para ver cómo solucionar el asunto en tu caso concreto.

    ¿CON QUÉ NECESITO ACUDIR A LA NOTARÍA?

    Para poder escriturar la extinción del condominio en escritura notarial, la notaría necesita que las partes acudan a ella en posesión de los siguientes documentos:

     

    ·         Documento Nacional de Identidad o poderes válidos.

    ·         Escritura de la copropiedad.

    ·         Último recibo de la contribución. (IBI)

    ·         Precio y forma de pago.

     

    Recordad que si hay una subrogación del préstamo o una novación del mismo, el banco tendrá que acudir a la notaría. Eso quiere decir, que habría que hablar con el banco para que venga a la notaría, y para negociar las nuevas condiciones del préstamo.

    Puedes contactar con nosotros, Notaría Ramallo en Madrid para más información. 91444133

    Compartir en